domingo, 25 de septiembre de 2011

Multan a pareja por realizar estudio bíblico en su casa

Multan a pareja por realizar estudio bíblico en su casa
Los Funcionarios de la ciudad de San Juan Capistrano, en California, dicen que Chuck Fromm y Stephanie violaron el código municipal 9-3.301, que prohíbe las reuniones "religiosas, fraternales o sin fines de lucro", en los barrios o residenciales sin el debido permiso.

Martin Luther King Ultimo discurso

LA PENA DE MUERTE


La ley en el Antiguo Testamento ordenaba la pena de muerte para varios actos: asesinato (Éxodo 21:12), secuestro (Éxodo 21:16); bestialidad (Éxodo 22:19); adulterio (Levítico 20:10); homosexualidad (Levítico 20:13); ser un falso profeta (Deuteronomio 13:5); prostitución y violación (Deuteronomio 22:4) y muchos otros crímenes. Sin embargo, con frecuencia Dios mostraba misericordia cuando la pena de muerte debía ejecutarse. David cometió adulterio y asesinato, sin embargo Dios no le quitó la vida por ello (2 Samuel 11:1-5, 14-17; 2 Samuel 12:13). A ultima instancia, todos y cada uno de los pecados que cometemos merecen la pena de muerte (Romanos 6:23). Gracias a Dios, Él mostró Su amor por nosotros al no condenarnos (Romanos 5:8).

Cuando los fariseos llevaron a la mujer sorprendida en adulterio ante Jesús y le preguntaron si debía ser apedreada, Jesús respondió, “El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella.” (Juan 8:7) Esto no debe ser utilizado para indicar que Jesús rechazaba la pena capital en todos los casos. Jesús simplemente estaba exponiendo la hipocresía de los fariseos. Los fariseos planeaban sorprender a Jesús rompiendo la ley del Antiguo Testamento… realmente a ellos no les importaba que la mujer fuera apedreada (¿dónde estaba el hombre que fue sorprendido en adulterio?) Fue Dios El que instituyó la pena capital: “El que derramare sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada, porque a imagen de Dios es hecho el hombre.” (Génesis 9:6) Jesús apoyaba la pena capital en algunos casos, pero también mostró Su gracia cuando esta sentencia estaba por ejecutarse (Juan 8-1-11) El apóstol Pablo definitivamente reconoció el poder del gobierno para instituir la pena capital cuando era necesario (Romanos 13:1-5).

Así que, básicamente, regresamos donde empezamos. Sí, Dios permite el castigo de la pena capital. Pero al mismo tiempo, Dios no siempre demanda la pena de muerte cuando es merecida. ¿Entonces, cuál debe ser la posición de los cristianos sobre la pena de muerte? Primeramente, debemos recordar que Dios instituyó la pena capital en Su Palabra; por lo tanto, sería presuntuoso pensar que nosotros podemos instituir un estándar más alto que el de Él o ser más compasivos que Él. Dios tiene un estándar infinitamente más alto que cualquier ser puesto que Él es perfecto. Este estándar no solo se aplica a nosotros, sino a Él Mismo. Por lo tanto, Él ama hasta un grado infinito, y Él tiene misericordia hasta un grado infinito. Nosotros también vemos que Él tiene una ira santa en grado infinito, y que todo es mantenido dentro de un perfecto balance.

En segundo lugar, debemos reconocer que Dios le ha concedido al gobierno, la autoridad para determinar cuando es meritoria la pena capital (Génesis 9:6; Romanos 13:1-7), Es antibíblico clamar que Dios se opone a la pena de muerte en todas las instancias. Los cristianos nunca deben alegrarse cuando la pena de muerte es ejercida, pero al mismo tiempo no deben pelear contra el derecho del gobierno de ejecutarla sobre los perpetradores de los crímenes más viles.

La Palabra de Dios no regresa vacía



"Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié." (Isaías 55:10–11).

Nosotros somos los representantes de Dios en la Tierra, sus portavoces, y el apóstol Pablo nos ordena imitarlo. Como sus representantes, debemos confesar su Palabra tal como Él lo haría. Debemos confesarla audazmente, con autoridad, creyendo que tiene poder para cambiar nuestra vida y nuestras circunstancias.

FALSOS PROFETAS Y SECTAS



La Habana.- El pastor Braulio Herrera, quien fue expulsado de su denominación y abandonar el templo, aún continua encerrado con un grupo de 62 personas (19 niños y 4 mujeres embarazadas) desde el 21 de agosto. Hace poco cumplió Herrera y sus seguidores un mes y han asegurado que ahora esperan en el templo un cataclismo que significará el fin del mundo.Entre estas personas hay 19 niños y cuatro mujeres embarazadas.
La Iglesia Pentecostal quitó las credenciales al pastor Herrera, por “desviación teológica”, y lo acusó ante los tribunales por ocupación “ilegítima” del edificio (templo).
“Dios nos dice que aborrece el pecado de esta nación. En Cuba el espiritismo es fuerte, la homosexualidad, el divorcio. Nos ha dicho que va a hacer juicio sobre el país, algún tipo de catástrofe natural para hacer su obra”, indicó el pastor en declaraciones a los medios.
Por su parte Eliseo Villar, principal autoridad pentecostal en Cuba, dijo que “el ex pastor está tratando de sustentar la llamada santidad extrema y perfección humana”, actúa “sin tener la Biblia de pauta, porque cree que alcanzó un nivel espiritual superior y dice recibir revelaciones de Dios directamente”.
Herrera asegura que el retiro seguirá “hasta que Dios quiera”. “Y aún no nos dice cuándo. Dijo que vendrá un momento fuerte: muertes, pestilencia, hambre, plagas que pueden tocar a esta nación. Así ha hablado”, dijo a la AFP el hijo del pastor, William Herrera, por teléfono desde el templo.

EL TIEMPO

internautas

contador

online poker

Datos personales

QUE PASES UN VERANO MUY BENDECID@


yahoo

Añadir a Mi Yahoo!

geo

Mapa de los visitantes de Geo

busca


Google
WWW
AQUÍ VA EL NOMBRE DE TU BLOG

ICONO

ICONO

biografia


cristiano.net

La Web Cristiana

blog cristiano

Planeta de Blogs Cristianos

blogdir.com


imagen

AGENTE DE CAMBIO